Semana 6-7

miércoles, 22 de abril de 2015

Estas semanas también fueron bastante tranquilas. La verdad que en ningún momento he tenido unas molestias ni nada que realmente dure en el tiempo. Si acaso, las comento como sensaciones que he experimentado estos días pero lo cierto es que la mayor parte del tiempo, yo no he percibido nada que me hiciera sentir que estoy embarazada. De hecho, continuamente me preocupaba por la falta de los típicos síntomas o por el hecho de que tal como vienen, se van y no vuelven en varios o muchos días. Y aunque me ha costado entenderlo, resulta que es normal y encima soy afortunada.

La visita
La semana 6 tocaba revisión de nuevo. Pensábamos que en las ecos no se apreciaría nada nuevo porque seguía siendo muy poco tiempo pero para nuestra sorpresa, la cosita había crecido y mucho, teniendo en cuenta que dos semanas antes, no se veía nada de nada dentro de la bolsita. Eso hizo pensar al doctor que igual, en vez de 6 semanas, tiene algo más de tiempo. Ya hemos podido percibir, que no oir, su latido, con la gráfica que dibuja pequeñas variaciones de onda.


El bebé
Ahora mide unos 5-6mm. Empiezan a desarrollarse la mandíbula, las mejillas y la barbilla. También se van formando los riñones, el hígado y los pulmones. En la semana 7, se forman la boca, la lengua y empiezan a esbozarse los brazos y las piernas en forma de apéndice.

Lo que yo he sentido
Dolor intenso en el pecho, a días e intermitente.Algunos mareos y agotamiento físico estas semanas. Sentía como si me pesara el cuerpo entero. Primeras naúseas con vómitos, aunque muy aisladas porque fueron sólo dos días en estas dos semanas. Sigo con las malas digestiones y le he cogido aversión al tomate frito estilo casero del Mercadona. No lo puedo ni ver. Algunos olores me empiezan a molestar bastante, especialmente por las mañanas.


0 comentarios:

Publicar un comentario

 
template design by Studio Mommy (© copyright 2015)